PROGRAMACIÓN AÑO 2014
Agosto de 2014: Dedicado al thriller policial francés

Divorcio A La Italliana

Viernes 2 de julio a las 19 hs

Título original: "Divorzio Alla Italiana" (1961)

Dirigida por Pietro Germi; con Marcello Mastroianni, Daniela Rocca, Stefania Sandrelli. (105 min.)

Fernando, doce años casado con Rosalia, se ha enamorado locamente de Angela, su sobrina, una linda joven de dieciséis años. Cuando descubre que Angela le corresponde, su imaginación comienza a trabajar en busca del método más limpio para conseguir el divorcio. Un genial Matroianni enamorado de su prima descubre que, según la legislación italiana, la mejor manera de quitarse de encima a su mujer no es el divorcio… es ¡liquidándola!

Divertidísima película de gran éxito internacional que obtuvo el Oscar al mejor guión original, además de dos nominaciones para Mastroianni y Pietro Germi.
Un gran divertimento que desparrama ingenio, esconde no poca mala leche y se erige, desde su estreno, como una obra clave de la “comedia a la italiana”.

Trama bien narrada y acompañada de un inteligente guión. Nos detalla toda la maquinación que realiza el personaje por eliminar a su pareja. Pero lo hará de una manera fina y sutil, sin ningún indicio de sospechas. La voz del personaje en “off” personificando a su conciencia y narrando como será el desenlace de su esposa, es simplemente magistral. Mención aparte, es la interpretacion de Mastroianni, devorándose toda la película con el papel de un malo que sale ganándose la simpatía del espectador. Filme acoplado con una música que ayuda en darle más fuerza a cada escena intrigante del personaje.

Divorcio a la italiana es sin duda una de esas películas que no ocupan el lugar que realmente se merecen, pues a mi parecer se trata de una de las obras maestras indiscutibles del cine italiano, una comedia con un sentido del humor inteligente y lleno de malicia como nunca se ha visto.

Una de las claves del nivel de esta película es un guión perfecto (premiado justamente con el oscar), que se apoya en una absurda ley de la constitución italiana para crear una trama divertida a la vez que crítica. La narración habitual se entremezcla con las imaginaciones e intenciones del personaje de forma magistral. Y por supuesto, Mastroianni, más recordado por otras películas, pero que consigue aquí su mejor interpretación en el papel del imperturbable y reflexivo barón que planea con detalle como librarse de su esposa.

La acción tiene lugar en Agramonte, pequeña población agrícola de ficción, del Sur de Sicilia, próxima a Catania, en 1959/60, con un epílogo en 1961. Ferdinando “Fefe” Cefalú (Marcello Mastroianni), aristócrata rural, de 37 años, lleva 12 casado con Rosalía (Daniella Rocca), fea y vanidosa. Enamorado de su prima Ángela (Stefania Sandrelli), de 16 años, concibe un plan siniestro para deshacerse de Rosalía y casarse con Ángela.

La película es una comedia dramática con elementos de comedia negra, crítica de costumbres y sátira social. La narración se desarrolla en términos de farsa amarga, iconoclasta y dolorosa. El autor construye el relato con insatisfacción, frustración, irritación y enfado. Las situaciones, las relaciones y los diálogos, divertidos e hilarantes, se basan en un humor de tintes negros, patéticos, sombríos y absurdos. La crítica se focaliza en la inexistencia del divorcio, las disfunciones que crea, los problemas que provoca y los males mayores que genera. Un segundo blanco de crítica es el artículo 587 del Código penal italiano, que establece una importante reducción de penas en los casos de “delito de honor” (asesinato de la mujer cuando el marido la encuentra en flagrante adulterio). La crítica se extiende a la implicación del clero en la política, la propaganda desde el púlpito a favor de un partido, la escasa capacidad de convicción del párroco en su condena de espectáculos pecaminosos, como La Dolce Vita (1960, Federico Fellini), la afluencia masiva de público a la sala en la que se proyecta, el desprestigio social del marido burlado y abandonado por la mujer, la extensión de su infamia a los familiares, la presión y el apoyo social a la venganza sangrienta por honor. Se critica el pomposo machismo italiano, el discurso aparatoso y rimbombante del abogado, los prejuicios sociales. Desacraliza la aristocracia (ociosa y arruinada), el prestigio del médico del pueblo (aficionado al comadreo), el Código penal, la moral pública, el matrimonio, etc.

El filme lanzó al estrellato internacional a Mastroianni. Su título dio nombre a la llamada “comedia a la italiana”, de los años 60. El plano final, rebosante de ironía, indica que la historia no termina ni sigue: vuelve a empezar.
(Fuente: Claqueta.es)

Ver escenas:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada